Quién es

 

 

Estefanía Rodero es socióloga de la cultura, especialista en género, teórica y comparatista literaria y analista del discurso. Recibió en su momento los premios Joven Emprendedora Social UEM-International Youth Foundation (Fellow de Youth Action Net 2011) y Proyectos con Espíritu (Espíritu 23, Madrid) por la experiencia de empoderamiento comunitario a través de la cultura y en el medio rural que supuso Mundo Catarata. A raíz del impacto de la publicación de la Guía práctica de emprendimiento social y cultural para la Universidad de Salamanca de la que fue autora y la conversación incesante con América Latina, centra su investigación  y su labor de incidencia -junto a su trabajo como consultora y en el Tercer Sector- en el campo de las políticas culturales desde un enfoque territorial y de derechos humanos y la promoción y defensa de los derechos culturales en el Espacio Cultural Iberoamericano. Le debe gratitud a la mirada y al tejido global-local de las relaciones culturales internacionales y a lo recibido de sus maestras de la Cátedra UNESCO de Políticas Culturales y Cooperación de la Universitat de Girona junto a la Organización de Estados Iberoamericanos.

Sí, ¡por supuesto! La cultura es el cuarto pilar del desarrollo sostenible.

 

Fomento de la Lectura y Creación literaria

En el ámbito de la crítica y la creación literaria, junto a diversos proyectos de animación a la lectura y escritura creativa tanto infantil como adulta así como gracias a su formación en el mundo editorial (Grupo Santillana-USAL), impulsó el nacimiento de la -fugaz y hermosa- Asociación de críticas literarias feministas Julia Kristeva (Universidad Complutense de Madrid) elaborando, entre otras acciones, la antología de guerrilla A la vez, mujeres poetas del mundo. Recibió en el 2003 el premio Gloria Fuertes de poesía, siendo incorporada después a diversas antologías españolas. Comprometida, como afirmaba Gianni Rodari, con la «defensa del uso total de la palabra para todos, no para que todos sean artistas sino para que nadie sea esclavo» dio origen, junto al impulso de otras iniciativas bibliotecarias en el mundo rural, a la Biblioteca Autogestionada del módulo de mujeres del Centro penitenciario de Topas (Salamanca), embarcándose más tarde en el proyecto de co-creación del álbum ilustrado y el documental El sueño del último baobab, nacido de la experiencia de los niños migrantes y refugiados solos en España.

 

Redes profesionales de las que formamos parte

 

CULTURAS, DESARROLLO SOSTENIBLE Y EMPRENDIMIENTO SOCIAL

 

CULTURA Y GÉNERO

 

Conversaciones y colaboraciones

estefaniaroderosanz@gmail.com